miércoles, 20 de febrero de 2008

Habló el Padrino... de la criatura

El ex Presidente de la Nación Eduardo Duhalde hizo declaraciones a medios radiales de Buenos Aires, las que no pudieron ser pasadas por alto por todo el mundo político argentino.

Con el estilo mesurado que lo caracteriza (pegar duro sin mostrarse agresivo), el dirigente justicialista afirmó que le parece comprensible que el ex Presidente (y ex delfín suyo) Néstor Kirchner maneje el poder desde las sombras en lugar de su esposa, la actual Presidente, ya que considera que Cristina Fernández no está capacitada para gobernar la Nación Argentina. Asimismo, pidió al Gobierno Nacional que deje de negar la inflación y que deje de alterar el índice de precios publicado por el INDEC.
Duhalde habló de que "Es obvio que (Cristina) Kirchner no tenía esa preparación porque nunca había ocupado lugares ejecutivos, entonces este doble comando me parece que si se mantienen, para el país, va a ser positivo": Dejando en claro su postura respecto a la capacidad de gobierno de la Presidente, el ex mandatario resaltó que "Creo que este doble comando, si sigue, va a ser positivo porque ella no está preparada para un tema tan difícil como es el de gobernar".

Aún así, dejó un mínimo crédito para la gestión del matrimonio Kirchner ya que "Hace muchísimo que no hablo (con el ex presidente), pero de todas maneras le deseo suerte porque siempre decía lo que digo ahora: un fracaso de Kirchner encierra también un fracaso mío porque fui quien puso en marcha este modelo económico que hasta ahora esta dando sus frutos".

Si hay algo que los Kirchner deberían agradecerle de por vida a Eduardo Duhalde es que fue el bonaerense quien apuntaló la candidatura presidencial del santacruceño. Sin el apoyo del fuerte aparto duhaldista de aquel entonces, a Néstor Kirchner le hubiera sido imposible llegar a ser Presidente de la Nación. A su vez, Duhalde necesitó de la figura de Kirchner para poder impedir el arribo a la Presidencia de Carlos Saúl Menem, su acérrimo enemigo de aquellos tiempos. Durante la breve Presidencia de Duhalde es que se permitió que el pueblo tuviera que decidir sobre la fuerte disputa interna del Partido Justicialista, el cual presentó tres candidatos a la primera magistratura: Menem, Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá; fue todo un armado para dividir el voto peronista para impedir que el riojano llegara por tercera vez a ser Presidente de los argentinos.

Una vez en el poder, Néstor Kirchner se ocupó de alejar a su mentor político, actitud que fue considerada una traición y fue muy difícil de digerir por Duhalde.

Las respuestas a El Padrino

No vamos a explayarnos en todas las declaraciones que se dispararon a raíz de las críticas de Duhalde al poder kirchnerista porque entraríamos en un terreno fangoso, totalmente estéril al presente de nuestro país. Pero podemos detenernos ante lo camaleónico de los dirigentes justicialistas: muchos fueron menemistas, luego fueron duhaldistas renegando de Menem, luego kirchneristas maldiciendo a Menem y Duhalde. Es muy probable que en diez años haya otro líder justicialista y todos los kirchneristas de hoy hablen pestes de la "década K".

Mientras Cristina Fernández optó por el silencio ante las verdades dichas por su ex jefe político, el ex menemista, ex duhaldista, hoy kirchnerista y Ministro de Justicia de la Nación, Aníbal Fernández optó por declarar que los dichos de Duhalde afirmando que "Lo que busca (Duhalde) es una provocación para una discusión política que nosotros no estamos dispuestos a dar, son muchas las cosas que hay que hacer para este país y la presidenta está a la altura de las circunstancias de la responsabilidad conferida y está haciendo lo que tiene que hacer, punto".

Otro ex funcionario menemista, ex funcionario duhaldista, ex Vice Presidente kirchnerista y hoy Gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo que les "Consta que Cristina Fernández es quien gobierna la Nación Argentina ya que ella es una mujer que a diario trabaja y toma decisiones ejecutivas".

Párrafo aparte para la opositora ex dirigente radical, ex aliancista, fundadora y ex afiliada al ARI y actual impulsora de la Coalición Cívica (hasta nuevo aviso, claro), Elisa Carrió quien dio una muestra más de su vehemencia e incontinencia verbal al sentenciar que Duhalde es "el mayor responsable político de la droga en la Argentina" . De paso, le dio duro al Ministro Aníbal Fernández diciendo que es "la persona con menos confianza política para luchar contra la droga". Sería bueno que esta señora se dedicara a elaborar propuestas concretas y denunciar debidamente a la Justicia lo que ella sabría sobre narcotráfico y política; es necesario que Carrió deje de vender humo y que colabore para lograr una Argentina mejor en vez de hacer declaraciones altisonantes a la prensa que después se las lleva el viento.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina