miércoles, 16 de enero de 2008

Argentinidad al palo

Cuando el precio de los combustibles sube, es de esperarse que suba también el nivel de los precios de muchos productos. El fundamento tiene su lógica debido a que un alza en los combustibles encarece los costos de los empresarios. Lo mismo hemos sufrido cuando, en otras épocas, el dólar experimentaba notables subas en su cotización.

Ahora bien, ahora que los argentinos hemos sido testigos de esta baja inédita de los combustibles, utilizando el mismo razonamiento económico, ¿no correspondería que bajen también los precios de muchos productos básicos en la canasta familiar?.

Sí, ya sé... tal vez soy demasiado pretensioso: ¡me olvidé que vivo en Argentina!
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina