viernes, 14 de diciembre de 2007

Final Caja Negra

A escasos días de haber asumido, la Presidente Cristina Fernández enfrenta un escándalo de corrupción en su mandato.

Todo se inició en tiempos de la campaña electoral cuando en plena madrugada del pasado 04 de agosto arribó a Ezeiza un avión privado con maletín propiedad de un venezolano que contenía la suma de U$S 800.000 (aunque podrían ser en realidad U$S 1.000.000). Este hecho fue denunciado por María de Luján Telpuk, quien se desempeñaba como agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. En dicho vuelo venían además otros cuatro hombres, de los cuales dos eran argentinos: uno de esos argentinos fue Claudio Uberti, hombre de estrecha confianza del Ministro de Planificación Julio de Vido.

El propietario del maletín fue identificado como Guido Alejandro Antonini Wilson, quien fue demorado en la Aduana y posteriormente liberado merced a las ágiles gestiones de la Embajada de Venezuela en nuestro país. Este hombre está sindicado como miembro de un grupo “comando de Chávez para transportar dinero en efectivo para sus aliados en su proyecto político internacional”.

Muchas fueron las especulaciones del destino posible de esa cuantiosa suma de dinero: lavado de dinero, dinero para una campaña electoral, donaciones hechas por el Presidente Chávez a organizaciones afines a su política como Abuelas de Plaza de Mayo.


La investigación en los Estados Unidos

Según informa el Diario La Nación, el vocero del Departamento de Estado de los EE.UU., Sean McCormack, expuso ayer la línea de la administración de Bush frente al caso Antonini Wilson, en el informe diario a la prensa en Washington. EL funcionario expresó que "Ha sido una operación originada y manejada completamente por el Departamento de Justicia y el FBI. Esencialmente se concreta en el arresto de agentes extranjeros realizando actividades en territorio de EE.UU. en contravención de las leyes de EE.UU. Más allá de eso, no tengo mucho más que comentar."

El fiscal adjunto Thomas Mulvihill, quien investiga el caso del maletín con 800 mil dólares hallado en poder de un empresario venezolano en Buenos Aires, afirmó que el dinero "estaba destinado a la campaña de Cristina Kirchner".

El dinero "estaba destinado a la campaña de Cristina Kirchner", subrayó el fiscal, quien señaló que a cambio del silencio de Antonini sobre el tema, Venezuela cubriría todos los gastos en que incurría por la acusación que el empresario recibe en Argentina, donde el empresario fue acusado de contrabando.

A su vez, Michael Hacker, abogado defensor de dos de los detenidos, aseguró que sus clientes no son agentes del gobierno de Venezuela sino empresarios petroleros que viajan con frecuencia a Miami en razón de sus negocios.


La reacción de la Presidente: embarrar la cancha para desviar la atención

La Presidente de los argentinos, Cristina Fernández, se defendió de las acusaciones de la Justicia estadounidense declarando públicamente "Permítanme hablarles de los basurales de la política internacional (¿?), donde, por el contrario, más que indicar crecimiento y desarrollo, indican tragicómicamente la involución en el desarrollo y la seriedad de las relaciones internacionales". Fue más allá al decir que esto forma parte de una operación montada desde el imperialismo que no le perdona su estrecha relación bilateral con el Gobierno de Chávez. Con un tono altanero dijo que "En esta forma de operar muchas veces en la política regional, quiero decirles que no van a tener resultados. Esta presidenta puede ser mujer, pero no se va a dejar presionar". No se entendió bien el sentido a la alusión de su sexo como Presidente.

No tardaron en salir a vociferar sus alchuetes como Alberto Fernández y el inefable Julio de Vido quienes, en sintonía con la primera mandataria argentina, hablaban de persecuciones diplomáticas.

En vez de someterse a la Justicia como corresponde, Cristina Fernández reacciona de una forma similar a su antecesor, su esposo Néstor Kirchner, inventando fantasmales conspiraciones que son intentos de desviar la atención de la opinión pública y que apoya la prensa aduladora del kirchnerismo.


La Respuesta de la Administración Bush

En los Estados Unidos, el Poder Judicial goza de mejor salud que el de la Argentina, ya que tiene una mayor distancia del poder político.

El embajador norteamericano en la Argentina, Earl Anthony Wayne, sostuvo esta tarde que los dichos que vinculan el dinero de la valija la campaña presidencial de Cristina "no fue una declaración de los Estados Unidos", sino de uno de los detenidos. "La declaración ha sido atribuida a los Estados Unidos pero fue dicha por uno de los acusados y no fue una declaración de los Estados Unidos", aseguró Wayne, durante un encuentro con la prensa en su residencia de la embajada en Buenos Aires. Y agregó: "Las relaciones entre los Estados Unidos y la Argentina son sólidas. Nuestra intención es seguir trabajando y mantener esos vínculos hoy más que nunca".

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina