martes, 11 de diciembre de 2007

Cristina Presidente(a): una ¿nueva? gestión en marcha

Cristina Fernández es la nueva Presidente de los Argentinos a partir de ayer hasta el próximo 10 de diciembre de 2011. El Presidente saliente, su esposo desde hacen más de 30 años, Néstor Carlos Kirchner, le entregó el mando en una ceremonia llevada a cabo en el Congreso de la Nación.

El acto contó con la presencia de Jefes de Estado y representantes de otros países y los Congresales de nuestra Nación. Posteriormente se realizó un gran festejo popular que contó con la actuación de Mercedes Sosa, León Gieco, Víctor Heredia, Alejandro Lerner y Gustavo Santaolalla, entre otros.

En su primer discurso a cargo del Poder Ejecutivo Nacional, Fernández no escatimó elogios a la gestión llevada a cabo de su marido. Repasó su experiencia como legisladora nacional, tanto como Diputada como Senadora en donde resaltó su labor en pos del engrandecimiento ¿? del país.

Su primer discurso fue pretendidamente conciliador, pero no dejó de retornar sobre las heridas del pasado, tanto como las de los crímenes cometidos durante la década del 70, las polémicas leyes de Obediencia Debida y Punto Final, la polémica política neoliberal del gobierno menemista (de la que los Kirchner parecen haber olvidado que formaron parte activa).

Reivindicó el rearmado del Poder Judicial de la Nación con la remoción de jueves y la propuesta de otros nuevos. No admitió que el kirchnerismo cayó también en la tentación de conformar una Corte a gusto y piacere.

Habló de la reconstrucción de las instituciones de la Nación, cuando en realidad Néstor Kirchner fue el primero en despreciar toda institución con su férreo autoritarismo.

Prometió una mayor inclusión social en la economía del país, conciliando la dicotomía entre la industrialización o la priorización del campo.

Agradeció la presencia de mandatarios de otros países, solicitó la pronta liberación de la ciudadana franco-colombiana Ingrid Betancourt cuya madre estaba ahí presente y pidió por la pronta resolución del conflicto diplomático con Uruguay. Al igual que todos los presidentes anteriores, reafirmó el inquebrantable reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas.

Por último, reivindicó el rol de la mujer en la sociedad al decir que hay que estar preparados para que una mujer pueda ser obrera, empresaria, dirigente política. Citó como ejemplos a Eva Duarte de Perón y a las Abuelas de Plaza de Mayo ¿?, a quienes prácticamente puso a la par ¿? de los próceres José de San Martín, Manuel Belgrano y Mariano Moreno.

¿Se dice "la Presidente" o "la Presidenta"?

Ha surgido un debate en estos últimos meses respecto a una cuestión meramente idiomática. Mientras Cristina Fernández insiste en hacer llamarse "Presidenta" y muchos obsecuentes no cuestionan el error idiomático, escudándose en el creciente rol de la mujer en la sociedad.

Ahora bien, si estuviera correcto decir "presidenta", debería decirse de un hombre "Presidento". Presidente es un sustantivo "asexuado" en nuestro rico y hermoso lenguaje español. Una situación similar se da con la palabra "jefe", otra palabra asexuada: es muy común escuchar, cuando se trata de una mujer, "jefa"; de ser correcto, entonces, un hombre debería ser llamado "jefo". Con los sustantivos asexuados, el sexo de la persona queda reafirmado con el artículo que precede la palabra: "el" jefe, "la" jefe", "el" presidente", "la" presidente, "el" intendente, "la" intendente.

Tomemos como ejemplo las palabras:

ø "dibujante": cuando se trata de una mujer, ¿alguien dice "dibujanta"?
ø "dirigente": cuando se trata de una mujer, ¿alguien dice "dirigenta"?

Consultando la página web de la Real Academia Española, encontramos :

Presidente: ‘Persona que preside algo’ y, en una república, ‘jefe del Estado’. Por su terminación, puede funcionar como común en cuanto al género (el/la presidente; → género2, 1a y 3c): «La designación de la presidente interina logró aplacar la tensión» (Clarín [Arg.] 10.2.97); pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico presidenta: «Tatiana, la presidenta del Comité, no le dejaba el menor espacio» (ÁlvzGil Naufragios [Cuba 2002]).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina