domingo, 9 de diciembre de 2007

Aumento en el transporte público de Bs. As. y el federalismo

La Administración Kirchner anunció un aumento del 28,5% en el costo de los servicios de transporte público de pasajeros, tanto para los colectivos, como para los trenes, a nivel urbano y suburbano y los subtes de la Ciudad de Buenos Aires a partir del 01 de enero de 2008.

Dicha suba se debe a la reducción de los subsidios que mensualmente distribuye el Gobierno Nacional entre las empresas que prestan el servicio en la Ciudad de Buenos Aires y en los partidos del conurbano bonaerense. Tal disposicón gubernamental consta en la Resolución 1170 del Ministerio de Planificación Federal que fue oportunamente publicado en el Boletín Oficial.

El valor mínimo actual es de $0,75, con un recorrido de hasta 3 kilómetros, mientras que para aquellos que viajan de 3 a 6 km cuesta $1. Por su parte, las personas que hacen un recorrido de entre 6 y 9 kilómetros deben abonar $1,25, y quienes viajan más de 9 km deben pagar $1,35. Claro que con esta medida, desde el 1º de enero de 2008, el mínimo será de $0,90 para aquellas líneas de colectivos cuyos números van de 200 al 499 (las permitidas para losviajes interurbanos), según publicó el diario Clarín.

Las tarifas se mantienen inalterables desde aproximadamente el año 2001, merced a una creciente suba en los subsidios de parte del Estado a los empresarios transportistas para que puedan paliar los efectos de la creciente inflación.

Esta medida afecta a cientos de miles de personas que diariamente utilizan estos servicios para movilizarse. Como era de esperarse, generó un gran malestar en los usuarios quienes reniegan a pagar con sus propios bolsillos, las consecuencias de los aumentos del nivel general de precios en la Argentina.

Acá en San Juan, el costo mínimo de un pasaje urbano está en $1,10 y en otras Provincias está rondando el $1,30. Está claro que el transporte público del interior es beneficiado también con subsidios, pero no en la magnitud en que se beneficia a los empresarios del transporte porteño: la preferencia que se goza en la Capital argentina se paga con un mayor precio en el resto del país... es tal la miopía del común de los ciudadanos bonaerenses que no ven más que su propia economía y no alcanzan a ver al total de la Nación Argentina.

Por más que protesten los bonaerenses, en primera instancia, es muy saludable y justo que el Gobierno Nacional quiera equilibrar el costo del transporte en el país. Es también positivo que, de haber una Policía Municipal en la Ciudad de Buenos Aires, lo paguen únicamente los porteños y no que las provincias deban sufrir en sus propias economías las innumerables prerrogativas que disfruta el principal distrito (electoral) de la República Argentina.

Es cierto también que se escuchen críticas desde la oposición que ven como Néstor Kirchner esperó hasta casi el final de su mandato para tomar esta medida impopular evitando que el costo político se haya trasladado a las pasadas elecciones como a la gestión que empezará mañana su esposa Cristina Fernández.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina