domingo, 11 de noviembre de 2007

San Juan rinde homenaje al Padre Fanzolato


El Padre Juan Luis Fanzolato, sacerdote salesiano, fue homenajeado por el Pueblo y Gobierno de la Provincia de San Juan con la inauguración de un monumento ubicado en la Plaza España, en la intersección de las Av. Libertador Gral. San Martín y Las Heras, enfrente a la Legislatura Provincial y al Centro Cívico.

El Gobierno de la Provincia dispuso de los medios y levantó un monumento con una escultura de 2,50 metros en la plaza España, donde había una placa recordatoria.

El acto que tuvo carácter oficial fue a ayer sábado a las 20 hs. y contó la presencia del Gobernador de San Juan, Ing. José Luis Gioja, junto a una nutrida concurrencia de público. Para tal motivo, la Legislatura de San Juan conformó la Comisión Permanente de Homenaje al Padre Juan Luis Fanzolato, integrada por un Diputado de cada una de las fuerzas políticas con representación parlamenta­ria. Por un representante del Colegio Don Bosco, del Colegio Femenino Nº 89 "Santa María" (dependiente del I.S.L.A.), Batallón Pro-Patria de Exploradores Argentino de Don Bosco, de la Escuela Nueva "Padre Juan Fanzolato", de la Confederación General del Trabajo Filial San Juan, de la Escuela de Policía de San Juan, del Grupo Scout Nº 177, del Movimiento Círculos de Juventud, de la Comunidad Cristiana Bosconiana y dos representantes del Poder Ejecutivo Provincial.


Su vida, su apostolado
El Padre Juan nació en un humilde hogar en Almagro, Buenos Aires. Fue un sacerdote que, aimitación de San Juan Bosco, dedicó enteramente su vida a los más jóvenes, en especial a los más humildes.

Llegó al Colegio Don Bosco de San Juan en el año 1963 y, desde ese momento, empezó una fecunda laboral pastoral y social que marcó a varias generaciones de sanjuaninos.

Una de sus obras sociales más conocidas fue la creación de la Comunidad Bosconiana la que, asisido por laicos, tenía como fin darle un hogar y educación a niños y jóvenes abandonados.

Asistía frecuentemente al Penal de Chimbas adonde iba a transmitir su mensaje evangélico y consuelo para todos los que allí estaban encarcelados; allí supo ganarse el cariño tanto de policías como de los presos. Fue Capellán de la Escuela de Policía de la Provincia de San Juan y colaboró en la formación humana de sus estudiantes.

Durante muchos años fue el Asesor Espiritual del Movimiento Círculo de Juventud, una agrupación católica que se encarga de buscar jóvenes líderes de todos los estratos sociales para que misionen desde sus lugares. Su aporte fue fundamental para que este movimiento cobre un fuerte immpulso en la sociedad sanjuanina.

Otra de las obras ilustres del Padre Juan fue la Escuela Comercial Femenina Santa María, creada en 1970, donde los chicos más pobres podían aprender un oficio. Hoy esta escuela es mixta y tiene 300 alumnos.

También tuvo destacadas intervenciones como mediador de conflictos salariales entre la CGT
local y los Gobiernos que pasaron, defendiendo siempre a los trabajadores.

Entregó su alma al Señor el día Allí encontró el camino a la luz eterna a las 0:35 horas del 8 de noviembre de 1994.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola queridos lectore sin querer entre a sta pagina p q queria ver algo de mi provincia ya q desde hace 8 años me encuentro viviendo en la provincia de catamarca la cual me alojo y me dio trabajo ya q en mi provincia no pude conseguir me decidi entrar a sta pag p q yo conoci personalmente al padre Juan Luis Fanzolatto desde el año 90 hast el 8 de noviembre del año 1994 fui a ese prestigioso colegio q en ese entonces solo era colegio de mujeres p mi fue el mas grande sacerdote no daba los mas lindo consejos no hablama mucho y todas lo queriamos mucho y se comprobo ese dia en q el señor lo llamo p esa capilla del colegio don bosco se lleno de fieles lo cuales lo stimabamos con mucho cariño a nuestro querido PADRE FANZOLLATO. tengo los mejores recuerdo del padre y de ese hermoso colegio en el cual me forme . gracias p el espacio un sanjuanina del alma cristina

mario dijo...

Como alumno del Colegio Don Bosco de San Juan, tuve la dicha de conocer personalmente al Padre Juan. Si bien nunca fuimos amigos, se percibía claramente sus dotes de santidad: fue un ser humano extraordinario, comprometido con Dios y con la sociedad donde vivía.

Saludos, Cristina.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina