lunes, 12 de noviembre de 2007

La histeria de los activistas es ya maloliente

Un error comunicacional de Botnia

La empresa finlandesa dio muestras de desconocimiento de la idioscincracia de argentinos y uruguayos al no cuidar el modo de comunicar su actividad. Dados los extremadamente sensibles que están los ánimos a ambas orillas del Río Uruguay, la frontalidad en las declaraciones de una autoridad de Botnia echó combustible a la ira de los "ambientalistas".

Según consigna la agencia TELAM, la Ing. Inés Eluén, de Botnia Uruguay, comunicó a la prensa que "es posible que durante estas horas se sientan en forma intermitente dentro del perímetro de la planta, ciertos olores similares al coliflor hervido, hasta que los múltiples sistemas de filtrado comiencen a funcionar", afirmó la ingeniera. Especificó que "dependiendo de la dirección del viento, este olor podría llegar a Fray Bentos ubicada a una distancia de 4 kilómetros de la planta", y planteó que esperan "eliminar estos olores intermitentes de aquí a unos días, como sucede en aquellas que poseen esta misma tecnología de avanzada".


La insoportable levedad del ser ambientalista

Los Asambleístas dieron una muestra más de su ya insorpotable irracionalidad al hablar ante Radio del Plata de que los olores nauseabundos ya llegaron a Gueleguaychú ¿?. No faltaron espamentosos activistas que no dudaron en hacerse sacar fotos con máscaras de oxígeno.

En declaraciones radiales, Alfredo De Angelis, dirigente de la asamblea entrerriana afirmó que “vamos a seguir manifestándonos, no dejándolos en paz, vamos a seguir luchando hasta que se vaya Botnia; habremos perdido una batalla pero eso no quiere decir que hayamos perdido la guerra”. En tanto, otro ambientalista se manifestó confiado en que la planta de Botnia “es relocalizable” y tildó de “piquetero” ¿? a Tabaré por haber cerrado el paso fronterizo. También contó que dos personas se descompusieron y sufrieron náuseas “por el fuerte olor a podrido”.

Los verborrágicos dirigentes, aprovechando cuanto micrófono les acercan, fueron más allá al decir que“Botnia tiene más poder que el mismo presidente uruguayo que ha puesto las Fuerzas Armadas a disposición del capitalismo y olvidándose del pueblo”.

Si bien la decisición del Gobierno Uruguayo de cerrar el paso fronterizo no ha sido la mejor alternativa, los ambientalistas no se hacen cargo de la misma violencia que ellos generan. Sus constantes afrentas para con el pueblo uruguayo ( el pueblo argentino también) están lejos de ser constructivas para el encuentro de las posiciones de los países involucrados en esta controversia.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina