miércoles, 10 de octubre de 2007

Honestidad Brutal


Las declaraciones que Enrique E. Conti realizó a Diario de Cuyo motivó a Edgardo Sancassani a presentar su renuncia como Secretario de Gobierno de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan.

El actual Intendente de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan cuestionó nuevamente la incorporación del partido Bloquista al Frente para la Victoria. Merced al aplastante triunfo obtenido en agosto pasado, dos miembros de su gabinete, Sancassani y Graciela Caselles, accedieron a los cargos de diputado proporcional y concejal por Capital, respectivamente.

Conti se distanció de la cúpula bloquista, manifestando que "algún día habrá que entender que la dirigencia tiene que volver a ir detrás de una idea y no de un chequera". Criticó además que la dirigencia bloquista no fue quien designó a sus referentes para acompañar los candidatos justicialistas, ya que fue el mismo José Luis Gioja determinó quienes serían los candidatos del partido de la estrella. Su análisis respecto de la pasada contienda electoral fue más allá al expresar que me atrevo a decir que trabajando solos, se podría haber sacado prácticamente la misma cantidad de cargos".

Esta noticia puede tener varios análisis, algunos de ellos contrapuestos.

Algunos pueden decir que, la decisión del Partido Bloquista fue un recurso para sobrevivir ante el inevitable triunfo giojista, presumiendo que, caso contrario, el partido iría a una contienda electoral desgastante en donde la derrota estaría prácticamente sellada. Subiéndose al tren giojista, el partido de la estrella tendría tiempo para rearmarse desde otro lugar y resurgir nuevamente para futuras elecciones.

Otro punto de vista, el que personalmente comparto, es que el bloquismo perdió algo más que su gran protagonismo en el electorado sanjuanino. Resulta patético ver como Leopoldo Bravo (h) no tenga reparo alguno en hipotecar un partido tradicional con tal de conseguir un cargo como Embajador en Rusia; otros dirigentes imitaron a Polito y no dudaron en vender su alma al poder de turno por algún cargo menor en detrimento de la integridad del Partido Bloquista. Vemos que los dirigentes optan por salvar su propio pellejo, antes de jugarse por un ideal.

Creo que Conti tiene mucho de razón sus crudas declaraciones, le guste a quien le guste, le pese a quien le pese. de todas maneras, se le podría reclamar porqué optó por no comprometerse personalmente en un proyecto de gobierno, en intentar liderar una oposición creíble.

Yendo más al fondo de la cuestión, esta es una muestra más de como se están menoscabando las ideologías de los partidos políticos, en donde las estructuras partidarias se someten a peligrosos personalismos. En las últimas elecciones, los partidos mayoritarios no compitieron con sus logos tradicionales ni siquiera con su nombre, algo que se repetirán en estas próximas elecciones. Lamentable, ¿no le parece?

1 comentario:

Matías dijo...

Interesante tema el de la oposición bien constituída.
Personalmente, me da un poco de bronca, vergüenza y desazón ver que las campañas eleccionarias no llegan a levantar vuelo (llámese propuesta de plan de gobierno, presentación de ideas, etc.).
Los avisos de la campaña provincial pasada se quedaron en discutir sobre el Centro Cívico o la minería, cuando pasan muchas otras cosas en San Juan.
Ni que hablar de los avisos con jingles insulsos, gente abrazándose y sonriendo.No tienen la capacidad (¿o voluntad?) de mostrar que San Juan tiene problemas más serios que un Centro Cívico o pavimentar una calle.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina