viernes, 26 de octubre de 2007

Cosecharás tu siembra


Al filo del tiempo de veda electoral, el Gobernador de San Juan, Ing. José Luis Gioja, lamentó la "apatía" en esta última campaña electoral que se desarrolló a nivel local.

En esta campaña, más allá de previsibles eufemismos, los candidatos oficialistas prácticamente no hablaron sobre temas cruciales de San Juan ni de la Nación. La estrategia oficial fue efectista: una continuación de la que le dio el aplastante triunfo en agosto pasado, exhuberante publicidad gráfica y mostrar a los candidatos en inauguración de pequeñas obras de gobierno para instalar el "voto gestión". Se evitó toda referencia al nulo peso en la Cámara Baja de Juan C. Gioja y Rperto Godoy, los candidatos que nos piden que los reelijamos, como así también a la penosa fragmentación del Partido Bloquista de la que fueron cómplices principalmente Leopoldo Bravo (h) y Edgardo Sancassani.

Referente opositor se busca

En la otra vereda, los candidatos opositores que tienen alguna chance acusan un rumbo errático, lo cual no hace más que jugar para el oficialismo.

Rodolfo Colombo, acaso el político que más cambios de camiseta tiene en su trayectoria, logró una bendición de Roberto Basualdo para competir agarrado de las polleras de Cristina. Colombo sigue exhibiendo como argumento la "juventud", sus "ganas", su "pasión", su camioneta con la que se pasea, sus reparto de regalitos en la peatonal o en algún Centro Comercial. Este candidato, al igual que con sus otros intentos de lograr algún cargo, omitió pronunciarse por su pésima gestión como Secretario de Gobierno del (des)Gobierno de la Alfredo Avelín.

Para una mayor fragmentación de la oposición, Guillermo Baigorrí, con el tácito apoyo del inefable Basualdo, lanzó su candidatura apoyando a Roberto Lavagna. Esto es una clara muestra de la confusión y de la hoguera de vanidades que consume a dirigentes opositores de nuestra Provincia.

La reincidente Nancy Barbarita Avelín vuelve a la carga con una nueva candidatura (debe ser la candidatura Nº 724 de la ex senadora por San Juan), esta vez apoyando al impresentable Alberto Rodríguez Saá. Siguiendo el adiestramiento de su padre, Nancy esgrime su banderas de la transparencia, sus nobles ideales, su trayectoria intachable, cuando en realidad la honestidad y la eficiencia no se declaman sino que se practican. La Cruzada Renovadora supo ser en algún momento un partido con su peso específico propio es la escensa política sanjuanina, pero el egocentrismo a prueba de balas de los Avelín produjo el desbande de dirigentes que asomaron e hicieron que el partido naufragara a causa del narcisismo avelinista. Como si esto no fuera poco, en vez de hacer un humilde examen de conciencia, en vez de asumir su probada inoperancia ejecutiva, en vez de hacerse cargo de los magros resultados electorales, la casta Avelín no hace más que victimizar su pobre actualidad partidaria a persecuciones políticas ¿?

Emilio Mendoza aparece como el referente provincial del FREJULI. Esta curiosa agrupación de raíz justicialista (menjunje en el que participan los Rodríguez Saá, Duhalde y Menem) que, en vez de acercar un proyecto nuevo a la sociedad argentina, aparece en estos comicios con actitudes de "amante despechada" que pareciera querer cobrar venganza por la pérdida de protagonismo a manos de las huestes kirchneristas
Por otro lado, tenemos candidatos como Claudia Rosas por el ARI o Fernando Moya de Dignidad Ciudadana los que, lamentablemente, con escasísimos recursos no pueden hacer frente al gigantesco aparato oficialista.

Para el pueblo lo que es del pueblo

Ahora bien, no quiero caer en la mediocridad argentina de acusar a la clase política como la única responsable de nuestros males cotidianos y de nuestro futuro.

En este país pareciera que el deporte nacional no es el Pato ¿?, sino que es el "echarle la culpa al otro y no hacerse cargo de nada".

¿Un ejemplo? en estos tiempos está muy en boga hablar de la década nefasta del menemismo, del escobarismo. Pero cuando estos políticos se presentaban a elecciones, ¡.el pueblo los apoyaba masivamente!... entonces, ¿quién se hace hoy cargo de haberlos votado?

Es más fácil hablar de que "todos los políticos son iguales", "ninguno es confiable" o el demagógico "que se vayan todos" (a la final, se quedaron prácticamente todos). Qué dificil es lograr que el pueblo se comprometa con su propio destino, participando en la´política, informándose debidamente, EDUCÁNDOSE...

Cobra actualidad una vez más aquel viejo adagio "Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen"...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina